Sábado, 23 Jun 2018
Noticias

"LO MEJOR ESTÁ POR VENIR"

 

Cristian Tula chaló con el Sitio Oficial luego de extender su vínculo con el club. El capitán habló de todo: sensaciones de su renovación, los errores del pasado y la ilusión de cara al futuro. Enterate lo que piensa el líder del equipo en esta nota.

Finalmente se concretó tu renovación. ¿Qué sensaciones tenés de seguir en Italiano?

Estoy muy contento y agradecido a los dirigentes que están hace poquito en el club. En estos días estuvimos viendo los cambios que están haciendo y que quieran que renueve es muy importante. Desde donde me toque siempre voy a sumar y querer lo mejor para el grupo y para el club. Ha habido una renovación muy grande, se han ido compañeros y amigos, eso genera dolor. Yo tuve la oportunidad de tener continuidad y la renovación me llega en un momento justo.

¿En qué se falló el torneo pasado? ¿Cómo se explica el flojo rendimiento del equipo?

Fue de todo un poco. No se le puede echar la culpa solo a la parte dirigencial. Llegó Mario y trajo mucha ilusión, pero cuando estaba armando su equipo ideal, hubo lesiones fundamentales para su sistema. Así cuesta. Después vinieron otros problemas: las internas que hubo no suman, pero tenemos que hacernos cargo. Los resultados no se empezaron a dar y a nivel grupal e individual baja el rendimiento. En un plantel que hay 4 o 5 titulares que no están en buen nivel, se nota. Fue de todo un poco, pero nosotros fallamos, no estuvimos a la altura de lo que el club necesita. Ahora no puede haber margen de error; con toda la renovación que hay es el momento justo para reaccionar.

Tuviste varios logros en tu carrera. En base a tu experiencia, ¿qué tiene que tener un equipo para ser campeón?

Como primordial, tener un cabeza de grupo, que en este caso es el presidente, que lleve un orden a su club. Después un cuerpo técnico capaz, que tenga la capacidad de llegarle a sus jugadores, convencerlos de su idea de juego. Y que los que juegan respondan a eso, con compromiso y la humildad de saber que todos pueden colaborar, jugando o no. Que se brinden y cuando les toque, sepan responder. También es clave la tranquilidad económica para que el futbolista solo se dedique a entrenar, jugar y sacar resultados. Cuando se logra eso, el dirigente puede reclamar un resultado negativo. De lo contrario, pueden haber fricciones y el jugador empieza a tener problemas personales también, que traslada a la cancha. Hay que saber que la única manera que se consiguen cosas, es entrenar en silencio, con humildad y demostrar que queremos ganar. Estoy convencido que se puede lograr.

¿Tuviste la posibilidad de hablar con De Lucca? ¿Qué te pareció su idea y cuáles son los objetivos?

Las veces que pude hacerlo, me hizo mucha hincapié en armar un equipo competitivo. Le gusta que se juegue bien al fútbol y que la pelota vaya por abajo. Me gusta. Estamos trabajando mucho con pelota, tenencia y presión. Uno empieza a automatizar cosas para luego trasladar al partido. También fue muy claro con las pautas: tiene que haber un orden, mucha disciplina de nosotros a ellos y viceversa. Cuando uno sabe que las reglas están claras, si el jugador se equivoca, sabe lo que le puede pasar. Yo creo que cuando los jugadores obedecemos esas reglas y logramos rendir como quieren, seguramente todo va a ir mejorando de a poco. Ojalá que podamos entenderlo. Tenemos la necesidad de sumar puntos pero no de cualquier manera, con una idea aceitada es mucho más fácil.

Como líder y referente del plantel, ¿qué mensaje le dejas al hincha de Italiano?

Le ha tocado sufrir en estos últimos campeonatos, por eso ahora les digo que tengan mucha ilusión. Hay gente joven, capaz con ganas de ver al club salir de esta situación. Tenemos que lograr que la gente vuelva a la cancha, quiera vernos y se sienta identificada con el equipo. Ojalá que tengan la ilusión que tengo yo, que esto se revierta y que lo mejor está por venir. Hay que hablar poco y hacer más. Debemos decirnos que vale la pena matarse por donde estamos, defender a muerte al club y llevarlo a donde todos creemos que debe estar. Poniendo nuestro granito de arena, se va a poder lograr.