Lunes, 10 Mar 2014
Futbol

CLÁSICO EN EMPATE

Italiano se estaba quedando con un triunfo clave ante Español pero en el complemento igualó el Gallego. De todas maneras se mantiene la diferencia de cuatro puntos.

Con un gran marco de público, el Azzurro salió en busca de la victoria pero se encontró con una defensa bien sólida y un mediocampo que hacía circular el balón con rapidez y precisión.

En el mejor momento del conjunto dirigido por Jorge Franzoni, Marcelo Burzac jugó un tiro libre abriendo con Joaquín Laso, quien empezó a encarar desde tres cuartos de cancha, se filtró entre la última línea del “Rojo, llegó al fondo y mandó un centro que primero cabeceó Elías Di Biasi y tapó Gerardo Cabral pero en el rebote Leonardo Martínez sentenció el 1 a 0 parcial a los 12 minutos.

Era la tarde del Tano. Sin embargo, la historia se empezó a complicar: a los 21 minutos se lesionaba el autor del gol y lo reemplazaba Nicolás Kissner; luego Jonathan Sotelo le entró fuerte a Burzac, quien siguió hasta el segundo tiempo pero ya no era el mismo; y por último se retiró Carlos Ciavarelli dos minutos antes de la igualdad.

En algunos casos se sintió la seguidilla de partidos pero así y todo el Azzurro trató de aguantar. En el complemento mejoró Español arriesgando un poco más y con mayor actitud. Si bien los de Franzoni no llegaban con claridad había olor a empate, que finalmente se concretó a los 25 minutos con un perfecto remate de Paolo Frangipane definiendo al segundo palo del arco defendido por Rodrigo Drago.

Indudablemente el pitazo final de Mauro Biasutto dejó un sabor amargo en Italiano no tanto por el punto sino por la cantidad de lesionados pensando en el encuentro ante Berazategui.

De todos modos todavía restan 13 finales por delante (39 unidades) y el Azzurro demostró que tiene argumentos de sobra como para encarar la recta final soñando con obtener el premio que toda la colectividad desea con ansias.